15 cosas divertidas para hacer en Eslovenia

Cuando esté planeando sus próximas vacaciones europeas, Eslovenia debería estar en su lista. Este pequeño país, ubicado entre Italia, Croacia, Austria y Hungría, se está volviendo cada vez más popular a medida que la gente descubre su belleza natural. Desde los imponentes Alpes Julianos hasta las orillas del Mar Adriático y sus pintorescas caminatas por el bosque, Eslovenia lo tiene todo. El país tiene una rica historia y cultura que solo espera ser descubierta. Te encantará explorar la tranquila y elegante capital, Ljubljana, y te enamorarás del impresionante paisaje del lago Bled. Ya sea que esté buscando una aventura en solitario, un viaje familiar o una escapada romántica, estas son las cosas más divertidas que hacer en Eslovenia.

Contenido

  • 1 Liubliana
  • 2 cuevas de Skocjan
  • 3 Castillo de Predjama
  • 4 lago Bled
  • 5 Cueva de Postojna
  • 6 Garganta de Vintgar
  • 7 Piran
  • 8 Rafting en aguas bravas de Bovec
  • 9 Maribor
  • 10 parque nacional de Triglav
  • 11 Lago Jasna
  • 12 Mount Vogel
  • 13 Portoroz
  • 14 Koper
  • 15 Radovljica
    • 15.1 Mapa de Eslovenia

1. Liubliana

La pintoresca capital de Eslovenia, Ljubljana, es una de las ciudades más verdes de Europa. Construida a orillas del sinuoso río Ljubljanica, la ciudad cuenta con muchos parques y plazas públicas. Muchos de los monumentos, puentes más conocidos, incluido el emblemático Puente Triple, y los edificios tienen una sensación clásica que es perfecta para las fotos. Elevándose sobre la ciudad en una colina cubierta de árboles se encuentra el Castillo de Ljubljana, que data del siglo XVI. Desde aquí, tendrás una vista increíble. Una de las otras atracciones más grandes de Ljubljana es su vida nocturna; En verano, las terrazas junto al río cobran vida con bares y cafeterías.

2. Cuevas de Skocjan

Las cuevas de Skocjan, declaradas Patrimonio de la Humanidad, son impresionantes. Pensarás que entraste en un cuento de hadas. El vasto sistema subterráneo de túneles, canales, lagos y cascadas es el más grande de Europa. Se formó durante millones de años por el flujo del río Reka y ha sido un destino turístico durante siglos. Los arqueólogos incluso han encontrado un asentamiento prehistórico en el interior. Puede realizar visitas guiadas a las cavernas de Skocjan durante todo el año. Durante estos recorridos, explorarás la Cueva Silenciosa, la Cueva Murmurante, el Puente Natural, el Gran Salón, así como formaciones rocosas masivas, antiguos lechos de ríos y colonias de murciélagos.

3. Castillo de Predjama

Parece que el Castillo de Predjama fue tomado directamente de las páginas de un libro de fantasía. Este fuerte de 800 años de antigüedad es considerado uno de los más fascinantes del mundo debido a su diseño único. Está construido al costado de un acantilado, con corredores y túneles que se extienden hacia la roca. El ambiente misterioso y romántico en el castillo lo ha convertido en un destino popular para bodas y cazadores de fantasmas. Los amantes de la historia estarán fascinados por su pasado, incluida la famosa leyenda del caballero del siglo XV, Erazem. A veces llamado 'Robin Hood esloveno', usaba Predjama como su base. Hay un torneo de temática medieval que lleva su nombre y que todavía se celebra en el castillo.

4. Lago Bled

Uno de los lugares turísticos más populares del país, Lake Bled hace honor a su reputación. El paisaje es insuperable, con majestuosas montañas y frondosos bosques que se encuentran con las cristalinas aguas azules del lago. Con un telón de fondo tan romántico, muchas parejas eligen Lake Bled para un destino de luna de miel. También es el hogar de la única isla de Eslovenia que puede visitar a través de uno de los botes de remos tradicionales de Pletna . Una vez allí, puede explorar la histórica Iglesia de la Asunción de María y tocar su campana de 500 años, que según la leyenda, hará realidad sus deseos. El castillo de Bled también es una visita obligada. No solo es un hermoso lugar histórico, esta fortaleza medieval también alberga un museo, una bodega con clases de embotellado de vino, actividades de tiro con arco y un restaurante. Para aquellos que buscan relajarse, el lago Bled es lo suficientemente cálido para nadar y tomar el sol durante el verano.

5. Cueva de Postojna

Eslovenia es conocida por sus cuevas, y puede explorar el sistema de Postojna de manera única, en tren subterráneo. El tren ha estado funcionando desde la década de 1870, y su vía recorre más de 3 km en las cavernas. En su viaje, pasará por la formación rocosa más famosa de Postojna llamada 'Brillante': una estalagmita blanca brillante y gigante. Estos accidentes geográficos de millones de años ensucian las cuevas. Partes del sistema Postojna son tan grandes que una cueva, conocida como la Sala de Conciertos, puede acomodar a 10, 000 personas. Mientras tanto, los ríos y piscinas subterráneas de Postojna albergan animales inusuales llamados olms, también conocidos como 'peces humanos', que son similares a las salamandras. Debido a su apariencia, alguna vez se pensó que eran dragones bebés. Las olmas le han dado a las Cuevas de Postojna una sensación aún más mágica.

6. Garganta de Vintgar

Justo al lado del lago Bled, y a poca distancia en coche del pueblo de Bled se encuentra Vintgar Gorge. Durante su visita, cruzará las aguas color esmeralda del río Radovna en lindos puentes y caminos de madera. Las vistas panorámicas son insuperables: piense en cascadas, piscinas cristalinas y acantilados cubiertos de musgo. No querrás bajar la cámara mientras exploras el encantador sendero del bosque. Al final del desfiladero se encuentra la impresionante cascada de Sum, así como una cafetería, donde puede detenerse para un descanso relajante. Debido a que es una caminata relativamente fácil y no demasiado empinada o resbaladiza, Vintgar Gorge es un gran lugar para visitar en familia.

7. Piran

Una de las ciudades más pintorescas de Eslovenia es Piran, que se encuentra en una península en la costa del Adriático. Está más cerca de Croacia y Venecia y comparte los encantos mediterráneos de esos lugares. No podrás evitar enamorarte de su arquitectura histórica, callejones sinuosos y vistas del atardecer sobre el mar. Una foto en la plaza Tartini pavimentada en mármol es imprescindible: la llamativa estatua de bronce en el centro es del violinista nacido en Piran Giuseppe Tartini. Muy cerca se encuentran las hermosas iglesias como la Catedral de San Jorge, así como el palacio del siglo XV conocido como la Casa Veneciana. Ideal para una escapada romántica para dos, Piran es el hogar de fantásticos restaurantes de mariscos, e incluso puedes ir a cazar trufas en los alrededores.

8. Rafting en aguas bravas de Bovec

Bovec es la ciudad principal encantadora e histórica en el pintoresco valle de Soca. Debido a su ubicación rodeada de montañas, Bovec es una base excelente para deportes de aventura de todo tipo, desde esquí y snowboard hasta ciclismo y barranquismo. El rafting es también una de las atracciones más populares en Bovec. No podrás creer lo que ven tus ojos mientras remas en las increíbles aguas turquesas del río Soca. El rico tono de jade proviene de la piedra caliza en el agua, por lo que es natural y solo pide un complemento de Instagram. Cuando se trata de los rápidos, hay secciones perfectas para todos los niveles de experiencia, desde principiantes hasta expertos. Si nunca antes ha practicado rafting en aguas bravas, Bovec es el lugar ideal para probarlo por primera vez. Mientras tanto, los amantes de la adrenalina estarán más que satisfechos con los pasajes desafiantes y las corrientes de carreras.

9. Maribor

Maribor es la segunda ciudad más grande de Eslovenia, pero es mucho más pequeña que la capital, Ljubljana. Algunos lo consideran uno de los destinos más subestimados del país, pero está lleno de encanto y personalidad. Construido a orillas del río Drava en el norte del país, presenta una arquitectura clásica de inspiración austriaca y una vibrante escena de restaurantes, particularmente en el distrito de Cuaresma junto al río. También es donde encontrará los bares, clubes y locales de cerveza artesanal de la ciudad, así como el festival de arte de verano. La Cuaresma es una de las partes más antiguas de Maribor, por lo que tiene varias iglesias históricas y el barrio judío. Maribor se encuentra en una región vinícola. Como resultado, su visita no estaría completa sin visitar la vid productora de uva más antigua del mundo aquí, naturalmente conocida como 'la vid vieja'.

10. Parque Nacional de Triglav

La reserva protegida más grande de Eslovenia y el único parque nacional se encuentran en el noroeste del país, cerca de las fronteras con Austria e Italia. El parque se extiende desde las montañas de los Alpes Julianos a través de bosques, lagos, ríos y cascadas. Los complejos alpinos de Triglav son el destino perfecto para un viaje de senderismo (hay tres senderos largos y destacados para excursionistas experimentados) o vacaciones de esquí. Aquellos que quieran volver a la naturaleza no querrán perderse una visita a la cascada Kozjac, es uno de los tesoros naturales más bellos de Eslovenia. Está escondido en un desfiladero de piedra caliza, con rayos de luz que brillan sobre sus aguas verdes y puras. Mientras tanto, las familias adorarán los lagos glaciares para nadar, paseos en bicicleta y lugares históricos.

11. Lake Jasna

Parte del área de Kranjska Gora en el Parque Nacional de Triglav, el lago Jasna es un lugar perfecto para detenerse mientras explora los bosques de montaña. La arena blanca rodea sus aguas azul verdosas, mientras que los picos de los Alpes Julianos se elevan en el fondo. Este lugar relajante es un lugar popular para nadar en verano; Tiene una plataforma de buceo de madera de tres niveles, así como una heladería, un bar y áreas para tomar el sol. Mientras tanto, en invierno, el área se transforma en un paraíso invernal. El lago está 'custodiado' por una estatua de bronce de la legendaria gamuza de cuernos dorados, un antílope de cabra, conocida como Zlatorog, quien es el guardián del Monte Triglav.

12. Mount Vogel

Mount Vogel te garantiza unas vistas increíbles. Está vinculado al lago Bohinj en el Parque Nacional de Triglav y durante los meses más fríos, es un popular destino de esquí y snowboard. Hay pistas para todos los niveles y mucha nieve natural, así como pistas de esquí de fondo. En verano, es un excelente lugar para practicar senderismo. Empiezas tomando un teleférico hasta la estación, a 1.500 metros sobre el nivel del mar. A partir de ahí, puede elegir entre varios senderos diferentes que lo llevarán por bosques, valles alpinos, lindas cabañas de madera y crestas empinadas. El monte Vogel también es un lugar popular de parapente, con vistas espectaculares de los Alpes Julianos.

13. Portoroz

Ubicado un poco más a lo largo de la costa de Piran, Portoroz, que significa 'puerto de rosas', es tan hermoso como su nombre. Es uno de los resorts de playa más lujosos de Eslovenia, por lo que es ideal para aquellos que buscan una experiencia más lujosa. Los hoteles y casinos de cinco estrellas se alinean en la playa, dándole la sensación de un mini Monte Carlo o Cannes, pero con un sabor esloveno. Si bien Portoroz es famoso por la playa y el puerto, también es conocido por los balnearios termales, que tienen tratamientos que utilizan el lodo rico en minerales de las salinas locales. Bien conectado con el resto del Adriático, esta es una base excelente para viajes a Venecia y Trieste en barco.

14. Koper

Koper es una de las ciudades con más influencia italiana de Eslovenia, a solo 5 km de la frontera con Italia. Remonta su herencia a la época romana e incluso tiene el italiano como uno de sus idiomas oficiales. Históricamente, fue parte del Imperio veneciano, por lo que muchos de sus edificios más famosos, como la Logia y los palacios pretorianos, fueron construidos en este estilo italiano. Si bien alguna vez fue el ayuntamiento, la Logia es ahora una galería de arte con una cafetería del siglo XIX debajo. Explorarlo y el resto del casco antiguo medieval es fascinante a pie. La Fuente Da Ponte, que parece una versión más pequeña del Puente Rialto de Venecia, se encuentra en esta área. Como Koper es un puerto concurrido, el puerto también es animado y merece la pena visitarlo, con muchos restaurantes que sirven comidas locales de Istria.

15. Radovljica

Una de las ciudades históricas mejor conservadas de Eslovenia, Radovljica se encuentra cerca del lago Bled y las montañas Karavanke. Muchas de sus casas datan de los siglos XV y XVI, mientras que las defensas medievales de la ciudad todavía son visibles hoy. Radovljica es conocida por su apicultura y miel, así como por su pan de jengibre. Mientras tanto, durante abril, un festival de tres días celebra el chocolate. Esta combinación ha llevado al pueblo a ser apodado 'dulce Radovljica' en esloveno. Sin embargo, la ciudad no es solo un destino para los amantes del azúcar; También es la puerta de entrada al valle del Draga. Draga está llena de impresionantes senderos, senderos para bicicletas, ruinas de castillos y actividades como tiro con arco, para que puedas quemar todas las golosinas que comiste en la ciudad.

Mapa de eslovenia

Deja Tu Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here